nacho
dean
mouliaa

pasión y propósito

“Realizo expediciones porque me hace sentir vivo. Cuido el planeta porque es lo que me hace estar vivo”.

Nacho Dean es naturalista, explorador profesional y divulgador. La primera persona en la historia en haber dado la vuelta al mundo caminando y unir nadando los 5 continentes (ha habido más gente en la luna). Pero más allá de la gesta, lo verdaderamente importante es el propósito por el que emprende sus expediciones, y es la conservación del planeta.

  • De 2013 a 2016 dio la vuelta al mundo caminando, una aventura que le llevó a recorrer 4 continentes, 31 países y 33.000 kilómetros a pie en solitario, sin asistencia e ininterrumpidamente para documentar el cambio climático.
  • Entre 2018 y 2019 completó la Expedición Nemo, un desafío que le ha llevado a unir nadando los 5 continentes para lanzar un mensaje de conservación de los océanos.

Nací el 20 de Agosto de 1980 en Málaga. Mi pasión por la naturaleza y la aventura se la debo a mis padres quienes, desde muy temprana edad, me llevaban a la montaña, de acampada, a nadar en el mar.

Soy hijo de marino, mi padre ha viajado por todo el mundo, y esa es una de las razones por las que hemos vivido en muchos lugares diferentes. Recuerdo que en mi casa había máscaras y lanzas africanas, cuberterías de Tailandia, bandejas de Egipto, tallas de madera de Angola. Crecí leyendo libros de Julio Verne, Alejandro Dumas, Jack London, Rudyard Kipling. Viendo los programas de televisión El hombre y la Tierra del maestro Félix Rodríguez de la Fuente, La ruta Quetzal de Miguel de la Quadra-Salcedo y Al filo de lo imposible de Sebastián Álvaro, soñando con ser como uno de ellos, incluso con tener algún día mi propio programa de televisión.

Recuerdo con cinco años estar nadando en el mar Cantábrico tiritando de frío sin querer salir. Terminar de ver una película de Hércules y estar tan impresionado con las aventuras de este héroe de la mitología romana que le dije a mi madre – Madre, si quieres puedes llamarme Hércules – O en invierno, con doce años, estudiar en mi cuarto con la ventana abierta y sin camiseta. O estar en la montaña, haber un camino hacia arriba y otro hacia abajo, y escoger siempre el que iba hacia arriba, como preparándome para algo que yo sabía que un día iba a llegar. Todo eso iba forjando un carácter, eran señales de lo que más adelante estaría por venir. La semilla estaba plantada.

Este chico va creciendo, seguimos cambiándonos cada poco tiempo de ciudad y residencia, y eso te da unas herramientas para ser desprendido, y adaptarte a entornos y circunstancias que están en constante cambio. Me doy cuenta que donde a mí más me gusta estar es al aire libre, en la montaña. Para mí, la Naturaleza es libertad, salud, belleza, fantasía, honestidad, sabiduría, equilibrio, refugio…es mi verdad entre tanto ruido. Y esa semilla, ese sentimiento de amor por el planeta germina y va creciendo hasta florecer unos años más tarde en todo su esplendor.

Sin embargo, a la edad de 21 años, como consecuencia de tanto cambio y un profundo desacuerdo con el mundo en que vivimos sufro una profunda crisis existencial. Miro a mi alrededor y no entiendo nada, la destrucción del planeta, las guerras, las injusticias, la corrupción, todo me duele. Pierdo mi camino, mi lugar en el mundo. Y tomo una de las decisiones más difíciles en aquella época, me voy de casa de mis padres, necesito mirar cara a cara a la vida, sin intermediarios, para saber lo que quiero. Comienza una época de cambio, de búsqueda, de transformación.

Durante estos años estudio Publicidad y Relaciones Públicas en la universidad y un ciclo formativo de Medio Ambiente. Desempeño diferentes trabajos para pagarme los estudios, tengo muchas relaciones, viajo a muchos países, practico deportes como la escalada y el snowboard, y realizo infinidad de rutas a pie como la Traspirenaica, diferentes variantes del camino de Santiago, estoy por encima del Círculo polar Ártico en Laponia, en el desierto del Sáhara. Son años de autoconocimiento, de descubrimiento, de ver que hay muchas otras maneras de vivir. Llevo una vida cómoda, segura, llena de viajes y de acumular vivencias, pero sin un rumbo definido. Y yo siento que la vida tiene que ser algo más. Continúo buscando, como la crisálida en proceso de trasformación antes de que nazca la mariposa.

Hasta que un día, caminando por la montaña, me sentía tan bien en contacto con la naturaleza, llegando a los sitios por mi propio pie, que dije: Oye, y la vuelta al mundo caminando, ¿por qué no? En vez de estar sólo unos días o unas semanas de ruta y volver a casa, ¿por qué no soñar a lo grande? Yo no quería sólo un trozo del pastel, yo quería el pastel entero, una AVENTURA con mayúsculas. Como amante de la naturaleza y persona sensibilizada con la degradación del planeta, no podía permanecer impasible, de brazos cruzados, sin hacer nada. Dedicaría esta expedición para la defensa del medioambiente.

En 2019 ha concluido el reto en el que ha estado inmerso los dos últimos años, esta vez en el mar: La Expedición Nemo, desafío con el que ha unido nadando los 5 continentes para lanzar un mensaje de conservación de los océanos, y que le ha llevado a nadar en los mares y estrechos más impresionantes del planeta.

No pongo mi vida en juego absurdamente, vivo apasionadamente y la muerte es un riesgo inherente a la vida. Llevo mi vida al límite para mostrar la belleza del mundo en que vivimos, para explorar los umbrales del ser humano, para predicar unos valores con el ejemplo, para motivar, inspirar y demostrar que la vida es hermosa y merece la pena cuidarla.

Reconocimientos y premios

EMBAJADOR 500 SEVILLA (diciembre 2019)

Embajador del proyecto 500 SEVILLA creado por el Ayuntamiento de Sevilla y la Fundación Nao Victoria en Conmemoración del V Centenario de la 1ª Vuelta al Mundo de Magallanes y Elcano.

PREMIO TALENTÍA (diciembre 2019)

Categoría Cultura y Deporte de la Andalusian Talentia Network: Premio Talentía a la Cultura y el Deporte 2019 en reconocimiento a mi trayectoria.

MARINE STEWARDSHIP COUNCIL AMBASSADOR (diciembre 2018)

Embajador de la organización Marine Stewardship Council España en reconocimiento a la Expedición Nemo, desafío que me llevó a unir nadando los 5 continentes para lanzar un mensaje de conservación de los océanos.

MEDALLA CONMEMORATIVA DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA (2016)

Medalla Conmemorativa del Excmo. Ayuntamiento de Málaga en reconocimiento a la expedición que me llevó a dar la Vuelta al Mundo Caminando para la conservación del medio ambiente.

PREMIO 30ª GALA DEL DEPORTE DEL AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA (2016)

Premio en la 30ª Gala del Deporte de Benalmádena (Málaga) en reconocimiento a la aventura que me llevó a dar la Vuelta al Mundo Caminando para la Conservación del Medio Ambiente.

NOMINADO PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS (2015)

Nominado a los Premios Princesa de Asturias 2015 en la categoría de la Concordia por la gesta que me llevó a dar la Vuelta al Mundo Caminando para la Conservación del Medio Ambiente.

FINALISTA DISCOVERY MAX AWARDS (2014)

Categoría Breaking the Limits: Finalista de los Premios Discovery Max Awards en la categoría Breaking the Limits por la gesta con la que me convertiría en el primer español y la 5ª persona en la historia en dar la Vuelta al Mundo Caminando.

MI VISIÓN

Una Humanidad de personas libres, sanas y felices viviendo en equilibrio con el Planeta.

datos

vitales

NACIMIENTO

20 de Agosto de 1980 en Málaga

ESTUDIOS

Publicidad y Relaciones Públicas (Univ. Complutense de Madrid), Técnico en Gestión de Rec. naturales y Paisajísticos (Asturias)

PROFESIÓN

Naturalista, aventurero profesional, conferenciante y escritor.

MISIÓN

Realizar expediciones. Documentar el estado del planeta. Divulgar y concienciar de la importancia de cuidarlo.

10-1

Sigue mis retos en

suscríbete a mis aventuras

© 2017 Nacho Dean. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Contacta conmigo

Déjame un mensaje sobre posibles conferencias, propuestas de patrocinio y otros asuntos en general.

Not readable? Change text. captcha txt